Restaurante Los Coloniales

Restaurante Los ColonialesEl Restaurante Los Coloniales nos permitirá disfrutar de la comida como un auténtico gourmet a un precio muy asequible y en pleno centro de Sevilla, siempre y cuando sepamos bien donde buscar y encontremos la hora apropiada. El bar restaurante Los Coloniales nos ofrece la posibilidad de probar el mejor solomillo de Sevilla (entre otras muchas cosas) sin tener que desembolsar una gran cantidad.

Está situado en la plaza del Cristo de Burgos, en pleno centro, muy cerca de la zona de la Alfalfa y la Encarnación. También podremos encontrarla si preguntamos por la Plaza de San Pedro, como también se la conoce. El local en sí es muy pequeño, minúsculo, colocando casi todas las mesas en el exterior, en la acera de la propia plaza. El interior dispone de una barra, casi siempre masificada, en la que podremos comer, pero la excesiva cercanía a otros clientes (tanto que puedes acabar comiendo de otro plato), hace que nos inclinemos por recomendar comer en la terraza, sin duda alguna.

Resulta muy agradable tomarnos una caña o almorzar en una plaza tan bonita, sobre todo cuando en otoño la acera está cubierta de hojas secas. En invierno puede no serlo tanto por el frío, pero en el local disponen de unas estufas exteriores que hacen que los comensales no se congelen, así como unas grandes sombrillas para complementar la sombra de los árboles en los calurosos veranos. Sin embargo, en la acera no caben más que una decena de mesas, a lo sumo, y esto plantea el problema fundamental del local. Poco sitio y muchísima demanda. Tendremos que reservar por teléfono para una hora determinada o bien pasarnos muy temprano para ver si hay alguna mesa libre. En caso de no ser así, el personal apuntará nuestro nombre en una pizarra en la puerta, con la hora que nos corresponda, y podremos volver a comer a esa hora.

La comida es de una calidad casi insuperable, y además bien servida en lo que a cantidad se refiere. Como especialidad de la casa, recomendaremos el solomillo, sabrosísimo en todas sus variantes, presentado con una abundante ración de patatas para cubrir los flancos. Podremos degustarlo al roquefort, al whisky, al oporto, etc, en forma de tapas, con las que comiendo dos o tres habremos cumplido casi como un almuerzo completo. También dignas de mención las tablas y las tostas, rebanadas de pan tostado, muy consistente, aderezadas con todo lo que podamos imaginar: tomate natural, aceite de oliva, salmorejo, jamón serrano, etc. Además del solomillo y las tablas, dispondremos de otras muchas opciones con las que saciarnos, acompañándolas por supuesto con una cerveza bien fría o un buen vino.

Un local en el que merece la pena comer, como reconoce todo aquel que ha estado, y como avala la gran afluencia que tiene casi todos los días del año.

Datos útiles:

  • c/ Dormitorio, 1 (esquina con Plaza Cristo de Burgos)
  • Tel: 954564253

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>